La reprogramación de centralitas siempre ha estado asociada a la potencia del vehículo, hoy en día la la corriente es diferente.

A día de hoy podemos realizar múltiples opciones de reprogramaciones de centralita motor. La evolución tecnológica nos ha dado amplitud de trabajo en los motores con sistemas de inyección electrónicos cada vez más eficientes y mediante el remapeo de la ECU o como también es conocido el chiptuning, podemos ajustar y modificar la gestión del motor más acorde al perfil del conductor.

En Dimsport lo llamamos Optimización de electrónica motor. Y nos referimos a afinar el funcionamiento que el fabricante ha desarrollado a nivel general para cada casuística de conducción, funcionamiento, sobreesfuerzo, trabajo, etc…

De igual manera que un transportista que realiza cada día la misma ruta, con la misma carga, obtiene unos consumos medios normalmente algo mas elevados a los teóricos por el fabricante, el perfil de conducción deportivo también puede verse no reconfortado por la gestión original del fabricante.

En la actualidad son mucho más demandadas las reprogramaciones –

Para todos estos casos, existe una reprogramación específica, enfocada a las necesidades del conductor.

Consumo, rendimiento, conducción, costes fijos a final de mes, son para muchos profesionales conceptos que tienen que ver con su beneficio y éxito como empresa.

Cada tipología de vehículo, en base a su uso o trabajo, debe tenerse en cuenta como variante individual para realizar a medida esa reprogramación de la ECU, y así de la mejor manera optimizar el rendimiento y ser lo más eficientes en su zona de revoluciones y carga de motor.

Revoluciones, velocidad, carga de pedal o acelerador, son otros de los conceptos que el usuario debe tener en cuenta para el uso eficiente de ese vehículo o maquinaria.

Aquí enumeramos algunas de las reprogramaciones más comunes;

  • Ecoline: para reducir el consumo (aumentando el par motor y rendimiento en bajas RPM) perfil de conducción eficiente.
  • Race: para mejorar el rendimiento (adecuando el rendimiento a medias y altas RPM) perfil de conducción deportivo.
  • Solventar averías: donde la reparación concluye con la sustitución, en ocasiones se puede realizar una reprogramación para ajustar esos componentes electrónicos y dar una alternativa a reparaciones costosas. Dando al motor una normalidad de uso y funcionamiento.

A nivel comercial podemos encontrar también reprogramaciones publicitadas como STAGE1, STAGE2, STAGE3, que significan diferentes “etapas” para cada vehículo en función si lleva instalada alguna modificación de componentes mecánicos.

Y con ello se ajustará la electrónica a esos componentes.  En este caso la Stage1 sería una reprogramación estándar para coches que estén de serie, y dentro de esa reprogramación podremos escoger entre Ecoline o Race por ejemplo según nuestro perfil o finalidad a la que queramos llegar.

Esta nomenclatura no está normalizada y puede haber diferencias entre las diferentes empresas que realizen el servicio

De tal manera que podemos disponer de múltiples opciones para diferentes necesidades del mercado actual.

Detectar el perfil del cliente, usuario, chófer, conductor, etc.. es fundamental para poder recomendar la mejor reprogramación para su vehículo.

Al acudir a un especialista de optimización electrónica de Ecu motor, estaremos en buenas manos gracias a su experiencia y asesoramiento dado también por las marcas y empresas que los respaldamos y que nos dedicamos a ofrecer este servicio a nivel mundial.